Un corazón libre es la mejor compañía para un alma en paz.

Un corazón libre es aquel que no se aferra a su propio modo de hacer las cosas, que no se impacienta cuando las cosas no suceden como quiere.

Un corazón libre sabrá seguramente gozar de los consuelos espirituales pero no depende de ellos; y aceptará, al máximo de su capacidad, los problemas que se le presenten en lugar de los consuelos.

Un corazón libre no se ata tanto a planes y modos de orar, como para que cualquier cambio lo turbe y le cause ansiedad.

Un corazón libre no se apega a lo que él puede controlar.

Un corazón libre ruega a Dios que su nombre sea santificado, que venga Su Reino, que se haga Su Voluntad así en la tierra como en el cielo.

Porque si el nombre de Dios es santificado, si viene a nosotros Su Reino, si se hace Su Voluntad, un espíritu libre no necesita interesarse por ninguna otra cosa.

 

Siguiente
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Buscar en este sitio
powered by FreeFind
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.