Muchos días o semanas enteras sin recibir cualquier gesto de afecto de los demás. Ellos son los períodos difíciles, cuando el calor humano desaparece de nuestras vidas, y la vida es un esfuerzo de supervivencia arduo.

En los momentos en que el fuego extraño no calienta nuestra alma, nosotros debemos examinar nuestro propio hogar. Nosotros debemos poner más leña, para intentar iluminar el cuarto oscuro en que nuestra vida cambió.

Cuando escuchamos nuestro fuego crujiendo, la madera que explota, las brazas que brillan, las historias que las llamas cuentan: la esperanza nos será devuelta.

Si nosotros somos capaces de amar, nosotros también seremos capaces de que los demás nos amen.

Simplemente es solo cuestión de tiempo.


 


Música Dione Warwick
  Never fall in love again
Siguiente
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño

Enviar este enlace a tus amigos

Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.