Quiero decirte que anoche sobre el mar las gaviotas
dejaron de ser blancas, y fueron brillantes
La luna, ese misterio de plata y sal
cambió los colores de la mañana....


Anoche mis sueños dejaron de ser de humo
y se transformaron en barcos de papel....
y los arrojé al mar para que las gaviotas
les indique el camino hacia rumbos nuevos.


La luna prendió sus motores y ellos dejaron
la pasividad de la almohada
la quietud de la cama, el perfume de las sábanas
y mi cuerpo quieto se estiró para alcanzarlos.


Imposible cautivar los sueños que fueron míos
atraparlos para dejarlos atesorados
y ya son de nadie, solo navegan
e intentan aquietarse en muelles de piel.


Si acaso en la brisa de la noche
una ráfaga distinta mueve tu pelo
recuerda que mis sueños navegan... navegan
y buscan tus maderos...


7/29/04

Nuevo libro de visitas
Gracias por tu comentario
 

Música:

Chopin
Nocturno 9-2
Siguiente
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!

Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Buscar en este sitio
powered by FreeFind
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.

 

<noframes> </noframes>