UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO

- 94-

Nunca han faltado los malentendidos en relación a las bienaventuranzas.

Famosa y a veces también certera fue la crítica que denunció la lectura alienante de las bienaventuranzas; lectura que provocó una resignación fatalista y una huída de las responsabilidades sociales.

En otras ocasiones esa crítica se quedó sin sustento, porque lo mismo que unos se desentienden de sus tareas y compromisos sociopolíticos, ha habido otros que se han dejado acicatear generosamente por la esperanza cristiana y han entregado su vida, su tiempo y sus bienes al servicio de una causa y un proyecto que ha traído libertades, justicia y bienestar a sociedades, grupos y naciones.

La fe cristiana ha generado -por la indebida interpretación de algunos de sus protagonistas- destrucción y muerte, pero también -por la acertada lectura de la gente sensata- humanización y vida abundante para todos.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Música : Hazme un instrumento de tu Paz
Anterior Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.