- 86 -

Nosotros podemos sentirnos confundidos al constatar que la inminente llegada del final de los tiempos y la consecuente victoria del Señor no se verifican.

Los primeros cristianos vivían orientados hacia la segunda venida del Señor. Su horizonte cotidiano estaba marcado por la esperanza del próximo retorno del Señor resucitado. Nuestra cultura moderna parece tener una perspectiva diametralmente opuesta.

Se vive en el más inmediato de los presentes. La creencia creciente en amplios sectores sociales insiste en vivir intensamente, porque después de la muerte no hay certeza de nada. Los cristianos maduros piensan diferente.

Jesús resucitado ha abierto la puerta a la esperanza. Ese es el cimiento y el corazón de nuestra fe cristiana. Esa fe tendrá que orientar nuestras decisiones presentes.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Música : Ven Señor a nuestra vida
Antonio Alcalde
Anterior Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2010 ©LnYamuni All Rights Reserved.