- 75 -

Nunca ha sido sencillo asumir procesos de renovación interior. El ser humano de cualquier época está afectado por la servidumbre y la ceguera que produce el pecado. Sin embargo, en los días que corren, reina este embotamiento parece no tener límites.

La soberbia y el empecinamiento en una serie de actitudes narcisistas e irresponsables, caracteriza a nuestra cultura del consumo y el despilfarro, de la manipulación y el maltrato hacia los débiles.

La conciencia de nuestros pecados personales e históricos se desdibuja. Desde esa actitud complaciente y narcisista no podemos recapacitar ni interiorizar un proceso de conversión profunda.

El retorno a la casa del Padre se nos complica. No obstante lo anterior, los cristianos mantenemos abierta la esperanza en el poder transformador del amor de Dios, que nos atrae incesantemente a su amistad.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 

Música: "Hazme un instrumento de tu paz instrumental"

Anterior Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2010 ©LnYamuni All Rights Reserved.