- 71 -

En una cultura donde se exigen evidencias y demostraciones contundentes de cualquier afirmación, resulta contraproducente creer y afirmar que disfrutaremos de la plenitud de la vida al final de la historia.

Para los cristianos, esa esperanza resulta razonable porque nuestros pilares en la fe, los apóstoles, nos rindieron un testimonio irremplazable.

Ellos contemplaron al viviente, ellos experimentaron la nueva presencia de Jesús resucitado. Ellos estaban persuadidos de que Dios no podía mantenerse indiferente ante el sufrimiento de su Hijo y se dispusieron a buscar los signos de la fidelidad inquebrantable de Dios hacia su siervo Jesús.

La madre del Señor, como fiel discípula, también alcanzó esa condición de plena bienaventuranza. Nuestro ideal de felicidad no puede quedar a ras de suelo. Las vanidades de este mundo no sacian nuestra sed de Dios.

Reflexión dominical "La verdad católica"

Música: "Hazme un instrumento de tu paz instrumental"

Anterior Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2010 ©LnYamuni All Rights Reserved.