- 52 -

Casi siempre olvidamos esta parábola. El relato evangélico nos tiene que ser recordado una vez y otra para desafiarnos a vivir según las actitudes compasivas y misericordiosas que Dios nos dispensa.

No sólo en el ámbito de las relaciones interpersonales, también en las situaciones sociales acostumbrarnos "linchar" a los indefensos. El adversario político o el que profesa una ideología diferente a un grupo de exaltados se convierte en el blanco de ataques e insultos.

La intolerancia, los juicios sumarios y las condenas populares se vuelven frecuentes en una sociedad desencantada de la impunidad y la falta de justicia. Tales problemas sociales no nos excusan de la responsabilidad de practicar la violencia verbal o física contra personas indefensas y vulnerables.

La descalificación violenta nos deshumaniza. Es apenas un desahogo primario y estéril que nos aleja de la amistad con Dios.

Reflexión dominical "La verdad católica"

Música: "Enséñame Señor tus caminos"

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2010 ©LnYamuni All Rights Reserved.