Conoce a nuestros patrocinadores

 

- 421-

NO NOS COMPLIQUEMOS MÁS
XXX Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo A


Pudiera ser que el deseo de simplificar trámites, procesos, trabajos… responda a una necesidad que nos abruma: la complejidad de los desafíos que vivimos. La dispersión de ideas y la fragmentación de proyectos nos presionan hasta el punto de la desesperanza... Las inmensas posibilidades de las nuevas tecnologías y de los especialistas que dedican su talento a desentrañar algoritmos pueden ayudar a simplificar las soluciones. Pero cuando se trata de tomar decisiones sobre qué es lo más importante en la vida, las máquinas ¡salen con cada cosa! No hay duda de que ayudan, pero no nos pueden suplir en decisiones vitales.

Hace unos días me invitaron a participar en la búsqueda de respuesta a los problemas de inseguridad que vivimos. La aportación que me llamó más la atención fue la que analizaba las causas: los vacíos sociales condicionan el terreno para delinquir. Desgraciadamente así es. Son tantas y variadas las ofertas en el mercado de la vida que, si no estamos vigilantes y preparados, podemos caer en la trampa de la evasión por lo momentáneamente fácil y rentable. Aprender a discernir cuesta cada vez más. La toma de decisiones correctas es tarea inalcanzable para muchos, dada la complejidad de situaciones, deseos y posibilidades.

En tiempos de Jesús los creyentes tenían 248 preceptos y 365 prohibiciones que desarrollaban la ley de Dios. Podemos imaginar la tremenda dificultad para circular por la vida sin saltarse alguna y sin remordimientos. Por eso es comprensible la pregunta del fariseo que quiere portarse bien pero encuentra demasiado abultado el código de comportamiento. La pregunta –aunque tenga la intencionalidad de ser una trampa- es clara: ¿No habrá algo más sencillo, algo que sea el centro de tanto precepto y prohibición? La vida, piensa él, no debe ser tan complicada. La respuesta de Jesús es impecable en claridad, sencillez y contenido: “Ama a Dios… y ama al prójimo como a ti mismo.”

Otra vez aparece el remedio contra la enfermedad de las complicaciones en la vida: el amor sencillo, concreto, confiado hasta el abandono, pletórico de ternura, generoso sin límites… a Dios y al prójimo. Si el fariseo pretendía probar a Jesús con sus complicadas sumas y restas, su respuesta lo va a desbordar por la simplicidad del amor: “En estos dos mandamientos se fundan toda la ley y los profetas”. Es decir, la vida entera. La controversia está resuelta de parte de Dios. Faltará, de nuestra parte, llenar de amor las horas de la vida y poner al servicio del amor todos los talentos recibidos y las herramientas tecnológicas fabricadas o por fabricarse.

¿Para qué nos complicamos la vida? La ética cristiana no está basada en una complicada lista de deberes y obligaciones sino en amar a Dios y en hacer hermano al prójimo, sin separar ambos amores pues los dos se implican y reclaman mutuamente.

Los abrazo y bendigo al terminar el mes de las lunas bellas, de las misiones de amor a Dios emprendidas, de la corona de rosas a la Madre del amor hermoso.

+ Sigifredo

Obispo de/en Zacatecas

Con autorización del Señor Obispo de Zacatecas Sigifredo Noriega ¡Gracias Don Sigi!

Anterior

Siguiente
Música:
"Dios está aquí"
Saxofón

Para ayudar a que el Evangelio siga difundiéndose a través de esta Web, Gracias!

USD
MXN
 

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2017 ©LnYamuni All Rights Reserved.