- 314 -

SORDOMUDOS 2015
23º. Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B

Oír y hablar son capacidades que tiene el ser humano; vienen -junto a otras- en el paquete de la vida. Están íntimamente unidas, se necesitan mutuamente. Con los años pueden sufrir deterioro y perderse totalmente. En el trayecto del vivir pueden recibir una oportuna 'ayudadita', conservarse bien y aportar al sujeto buenas dosis de seguridad en las relaciones humanas y, desde luego, la felicidad a flor de labios y oídos.


No nos imaginamos sordomudos. Cuando conocemos a una persona que ha perdido estas capacidades nos quedamos mudos, sin palabras; el oído pierde a su mejor aliado y aumentan las dificultades para entrar en comunicación. Entonces, para uno y otro, la vida es 'menos bella'; nos hacemos más vulnerables, como decimos hoy. Con razón la sabiduría divina y humana contenida en la Biblia reprocha duramente a quien se burla de personas que viven con estas limitaciones.

En tiempos de Jesús -como en todo tiempo y nación- debió haber un buen número de personas sordomudas. Si lo seguían multitudes que buscaban alivio y curación podemos pensar, con suficientes razones, que no faltaban nuestros amigos haciendo fila para ser sanados desde la raíz. No todos recibían este regalo, sólo los que tenían fe.
El texto de este domingo está lleno de detalles: el lugar del milagro, la presentación del sordomudo y el trato personalizado de parte de Jesús. El signo acontece en tierra 'extranjera' en cumplimiento de la profecía de Isaías (primera lectura); el sordomudo es presentado, no va por su propia cuenta; el recién presentado es 'apartado', su sordera es algo personal.


En tierra de paganos el mudo y sordo pasa a oír y a hablar: perfecta imagen del bautismo, paso de la increencia a la fe. Es presentado por la comunidad (Iglesia): ahí recupera el oído y la palabra, es decir, la capacidad de escuchar a Dios y hablar a Dios. Jesús le retira de la gente, mete los dedos en sus oídos y le toca la lengua con su saliva: gesto que hace recordar la creación del hombre y la nueva creación en el bautismo.
Antes de ser curado, el sordo y mudo es un no creyente, está aislado en su soledad, en su mundo, sin poder comunicarse con sus semejantes ni con Dios. Al creer en Jesús es alguien que puede escuchar a Dios y hablar con Dios y de Dios; puede escuchar y hablar a y con la comunidad. Oír y hablar, escuchar y orar… La fe en Jesucristo es comunicación que nos abre a la vida de Dios en la vida personal/comunitaria de cada día.


Hoy es una buena oportunidad para examinar los diferentes tipos de sordera y de mudez que impiden la escucha de la Palabra de Dios y las historias -a veces tristes- de nuestros hermanos. Quizá en cada uno de nosotros hay algo del sordomudo del Evangelio. Hoy también tenemos la posibilidad de que Jesús nos grite amorosamente: "¡Effetá! ¡Effetá! ¡Ábrete! La curación está al alcance de la fe en Él.

Que Dios bendiga nuestra patria con autoridades competentes y ciudadanos participativos.

†Sigifredo Noriega

Obispo de/en Zacatecas

Con autorización del Señor Obispo de Zacatecas Sigifredo Noriega ¡Gracias Don Sigi!

Anterior

Siguiente
Música:
Dios está aquí

 

Música:
Dios está aquí
   
 
Para ayudar a que el Evangelio siga difundiéndose a través de esta Web, Gracias!
USD
MXN
 

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2014 ©LnYamuni All Rights Reserved.