- 254 -

LOS EXPERTOS Y LA GENTE SENCILLA
14º. Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo A

Este domingo, las palabras-oración de Jesús son un grito del alma; la revelación de la intimidad Hijo-Padre, Padre-Hijo. Nos encontramos con un Jesús que palpa y saborea la grandeza de los pequeños. Su grito–oración-gratitud lo manifiesta.

Es la gente sencilla la que no tiene problemas en reconocerle, en aceptarle, en ver en Él al Hijo de Dios… No se trata de oponer sabiduría a ignorancia… Es indispensable poner corazón, apertura, acogida, sorpresa ante el misterio. Hay saberes arrogantes que deshumanizan. Hay una sabiduría humilde que nos abre al misterio de la vida y al misterio de Dios; una sabiduría que nos lleva a reconocer que no nos hace grandes lo que sabemos, sino lo que somos: hijos, hermanos, padres...

Hay cosas que no se entienden con la cabeza, sólo con el corazón de la fe. A Jesús le había ido muy mal con los expertos y entendidos: incomprensiones, murmuraciones, persecuciones… No lo reconocieron, no lo aceptaron… Se quedaron en la oscuridad, no amaron, murieron en sus pecados… Sus saberes fueron estériles, la soberbia a nadie salva.

Quizás hemos conocido y conocemos a personas con una sabiduría ‘divina’. ¿Dónde la aprendieron? De seguro que en el trato humilde con Dios y en el silencio obediente ante el misterio y los misterios de la vida. Son maestros del espíritu. Hay mucha de esta gente en casa, en el pueblo, en la calle… Gente de fe y de fiar.

El Evangelio es fuente permanente de sabiduría (para los sencillos).Es cuestión de ponerse a la escucha, como María, José, todos los santos y santas de Dios. Después de la exclamación de gratitud Jesús se ofrece (a los pobres, necios, ignorantes) como alivio, descanso, como carga llevadera… Jesús se presenta ante las personas solicitando una relación de amor, rompe distancias, se hace cercano (prójimo). Jesús entra por la puerta de la humildad del amor… Y donde hay amor no hay peso, o el peso se lleva sin que sea una carga; todo se descomplica.

El Evangelio es siempre fermento actual. Nuestro mundo -que hemos complicado tanto- lo necesita. ¿Somos cristianos sencillos? ¿Somos portadores de la savia sabia del Evangelio?

Con mi afecto y la bendición de Dios.
+ Sigifredo
Obispo de/en Zacatecas


Con autorización del Señor Obispo de Zacatecas Sigifredo Noriega ¡Gracias Don Sigi!

 

Anterior

Siguiente
Mùsica: "Anhelo conocerte Espíritu Santo" Instr.
 
Para ayudar a que el Evangelio siga difundiéndose a través de esta Web, Gracias!
USD
MXN
 

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2014 ©LnYamuni All Rights Reserved.