- 209 -

Los nacionalismos y los discursos sobre la existencia de distintas razas se han vuelto caducos. Los seres humanos somos tan semejantes que es cada vez más discutible postular la existencia de diferencias raciales.

El reconocimiento de las semejanzas y la afirmación de la condición universal de la humanidad favorecen la integración y la convivencia armoniosa entre las personas y sociedades. El camino cristiano tiene pretensiones de universalidad.

No pretende desintegrar las diferentes culturas, sino injertar la Buena Nueva del Evangelio en cada mentalidad. La paz entre las naciones -como postula el Parlamento de las Religiones- no se alcanzará si no hay paz y diálogo entre las religiones.

Si en otro tiempo las diferencias de credo auspiciaron guerras destructoras, en el presente no tiene ningún sentido plantearlo. Los genuinos caminos religiosos buscan ser constructores de la paz y la concordia.

Fuente "La Verdad Católica"

 

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2013 ©LnYamuni All Rights Reserved.