- 207 -

Cada persona va descubriendo paulatinamente el sentido de su existencia. Hay una etapa de incertidumbre y confusión en que no sabemos qué ruta elegir en la vida.

En otros momentos parecen derrumbarse las opciones que un día nos entusiasmaron y es la hora de la redefinición y de la recuperación de la identidad más profunda de nuestra vida.

En el momento oportuno es necesario mirarse en el espejo de la propia trayectoria personal y reafirmar cuál es el verdadero tesoro y la riqueza que no se echa a perder y que finalmente, llena de significado nuestra existencia.

Cuando se vive de manera auténtica se valora en la justa proporción los fines y los medios. Los llamados bienes antepenúltimos (salario, profesión), no pueden desbancar a los bienes penúltimos (salud, afecto, libertad) y mucho menos al bien y fin último de la vida (la felicidad, la trascendencia, la dicha verdadera).

Fuente "La Verdad Católica"

 

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2013 ©LnYamuni All Rights Reserved.