- 197-

La multiplicación de espacios para el acondicionamiento físico como los gimnasios y los sitios de entrenamiento para mantener en forma al cuerpo, siguen apareciendo por todas partes.

El número de los sitios públicos encaminados al cuidado de la mente y el espíritu no crecen con la misma intensidad. La urgencia de vivir una espiritualidad profunda y trascendente no se percibe como una de las necesidades de nuestra sociedad.

Vivimos demasiado volcados hacia el mundo exterior, obsesionados por la prisa de conseguir metas y logros materiales. La oferta que Jesús hace a sus discípulos sigue teniendo sentido. El Espíritu de Dios es una compañía amigable y humanizadora.

Quien se deje empujar por su impulso aprenderá a tomar decisiones sensatas que irán convirtiéndose en fuentes de paz y de armonía interior; en una palabra, de felicidad duradera.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2013 ©LnYamuni All Rights Reserved.