- 153-

La conexión entre el Evangelio y la Carta de Juan es directa. Quien cumpla los mandamientos y viva en estrecha filiación con el Padre será escuchado.

La exhortación recurre en ambos textos: quien cumple la voluntad de Dios obtendrá todo cuanto le pida. Nosotros tenemos experiencia de la generosidad y el amor genuino de nuestros padres. Sabemos que atienden a nuestros ruegos, cada vez que sus recursos se lo permiten.

Su afecto se convierte en atención y cuidado sin condición alguna. En mucha mayor medida pasará esto mismo con nuestro Padre celestial. La confianza es uno de los rasgos que identifican al discípulo.

Si verdaderamente nos sentimos hijos de Dios, no podemos dejar pie a la angustia, ni a ninguna otra actitud negativa. El Salmo lo dice hermosamente: "acallo y modero mis deseos como un niño en brazos de su madre".

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Musica:"Hazme un instrumento de tu paz"

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2012 ©LnYamuni All Rights Reserved.