- 139 -

Las circunstancias históricas cambian aceleradamente. Si en un tiempo los factores raciales y religiosos eran determinantes para organizar la convivencia social, ahora toman la delantera los factores económicos.

Nunca ha sido cuestión sencilla apuntalar la convivencia de grupos y personas diferentes en condiciones de igualdad. El ser humano inventa ideologías y criterios de juicio sesgados para justificar el predominio de los fuertes sobre los débiles.

Lo más detestable es que se haya pretendido organizar una forma de convivencia excluyente y discriminatoria con la supuesta aprobación divina.

La sordera humana no ha querido comprender que el Dios de judíos y cristianos es el padre amoroso que ama a toda persona, sin distinción de exterioridades.

El cristianismo no legitima ningún sistema de convivencia que promueva la desigualdad y la inequidad.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Musica:"Hazme un instrumento de tu paz"

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2012 ©LnYamuni All Rights Reserved.