- 137 -

Las relaciones entre razas y pueblos nunca han sido fáciles de organizar. Los pueblos poderosos se imponen con sus ejércitos sobre los pueblos débiles.

Para justificar el dominio y la violencia se han alegado razones de todo tipo. Conquistas en el nombre de Dios o destrucciones de pueblos enteros, alegando ideas tan mezquinas como la supremacía de una raza o una cultura, han ocurrido en repetidas ocasiones.

La convivencia pacífica entre pueblos y naciones es una esperanza insatisfecha. La fiesta de la Epifanía no es ajena a esos anhelos. Los pueblos buscan la paz. Las creencias religiosas de numerosos creyentes pueden contribuir a la mejora de dichas relaciones.

Confesar a un Dios Padre amoroso que busca la amistad de todas las personas, sin distinción de razas o de cualquier otra condición, nos ha de motivar a vivir como constructores de la paz.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Musica:"Hazme un instrumento de tu paz"

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2012 ©LnYamuni All Rights Reserved.