- 132 -

Una sociedad consumista como la nuestra sobrevalora el bienestar económico. En esa búsqueda desaforada por dicho bienestar se establece una lucha descarada por el enriquecimiento.

La acumulación de ganancias no es el único fin para el cuál se constituyen las empresas. Indudablemente es un logro que les permite sobrevivir y generar empleos.

Sin embargo, las empresas y cualquier otro proyecto económico, tienen que alcanzar otros bienes internos igualmente valiosos como la eficiencia, la calidad y el servicio a la sociedad.

No hay que confundirnos pensando que este relato evangélico está haciendo una apología ingenua del espíritu emprendedor.

En ningún lugar el mensaje cristiano idealiza unilateralmente la ganancia. En todo caso, este relato es un llamado a administrar responsablemente los bienes que Dios nos ha concedido.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Música: "Abide With Me" (frag.)
Libera

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.