- 13 -

Las guerras religiosas y las disputas por territorios o recursos naturales son constantes en la historia humana.

Tal constatación no es un argumento que nos exima de trabajar en favor de la paz y el respeto entre personas y sociedades divergentes.

El Dios a quien confesamos como Padre universal nos impulsa a traducir nuestra fe en una actitud de tolerancia, conciliación y diálogo interreligioso con quienes miran y viven la vida de forma diferente. Por más que resuenen continuamente las predicas sectarias y los discursos alentados por el odio o el fanatismo, no podemos dejamos enredar por esa espiral violenta y excluyente.

La paz entre las naciones no logrará consolidarse, si no hay paz entre las religiones. Esta será posible cuando aprendamos a dialogar con respeto desde nuestra confesión creyente.

Fuente:

Reflexión dominical "La verdad católica"

Música: "Wonderful world"

Anterior Siguiente
¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2009 ©LnYamuni All Rights Reserved.