- 127 -

La muerte es nuestra única certidumbre. Ese límite no lo podremos superar ni con las dietas de expertas nutriólogas, ni con los avances de la biotecnología.

Sin embargo, ese final podrá convertirse en fin, es decir, en una meta que abrirá las puertas a otra dimensión. De esta existencia mortal, tan llena de ambigüedades, de gozos y carencias; pasaremos a una existencia plenificante.

Ésta, es una firme y profunda creencia, asentada en la experiencia de Cristo resucitado. Ahora que la muerte se nos ha convertido en una estadística trágica en este país, necesitamos afianzar nuestra confianza en la vida: en esta vida frágil y pasajera que gozamos en este mundo y en la vida plena que anhelamos alcanzar al final.

No son dos realidades desintegradas: las primicias de la vida abundante se paladean en las circunstancias presentes.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Música: "Dios está aquí" Hermana Glenda

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.