- 124-

Algún observador atento de nuestra cultura ha advertido que los mexicanos encontramos una enorme dificultad para alegrarnos con el éxito ajeno.

Los personajes del relato evangélico se indignan por la generosa recompensa que entrega el dueño de la viña a los trabajadores que trabajaron unas cuantas horas.

La mezquindad y la envidia se arraigan firmemente en el corazón humano. La voluntad de compartir y transmitir nuestras fórmulas exitosas nos parece el peor negocio. Competidores y no colaboradores es lo que nos recomiendan llegar a ser.

No basta con celebrar la generosidad desmedida de Dios.

Es necesario concretarla en nuestra propia vida, diseñando un espíritu comunitario que genere actitudes solidarias y cooperativas, que permitan que mayor número de personas vayamos resolviendo nuestros retos más importantes.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Música: "Hazme un instrumento de tu paz"

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
LLAMADO URGENTE "Nuestra edad" está en tiempo de supervivencia, debemos pagar gastos Inmediatos para continuar en Internet!!!
 
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.