- 122-

A los cristianos no nos ha resultado sencillo convivir con las minorías religiosas. La historia de nuestra Iglesia está salpicada de excesos e intolerancia que nos avergüenzan.

De todos esos pecados pidió perdón el beato Juan Pablo II en las vísperas del segundo milenio del cristianismo. Enmienda y confesión indispensables. Sin embargo, ese es apenas un primer paso y un gesto más simbólico que eficaz.

Las posturas sectarias y poco ecuménicas siguen afeando el rostro de la Iglesia, dividida en numerosas confesiones que nos desfiguran. De cara a la sociedad también nos urge aprender a dialogar y escuchar.

Cualquier institución social o religiosa que se sienta moralmente superior a las demás, dificultará la cohesión y la armonía social.

Los que confesamos a Dios como Padre común hemos de ser expertos en salvaguardar los derechos y libertades fundamentales de toda persona.

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Música: "Hazme un instrumento de tu paz"

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
LLAMADO URGENTE "Nuestra edad" está en tiempo de supervivencia, debemos pagar gastos Inmediatos para continuar en Internet!!!
 
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, Gracias a los donativos que se reciben, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.