UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO

- 104 -

No se trata de multiplicar las frases retóricas de forma irresponsable. No hay derecho de seguir sembrando más desesperanza en una sociedad desmoralizada ante su presente y su futuro.

Sin embargo, hemos de reconocer que así como los israelitas vieron mermada su esperanza en el destierro babilónico o como la familia de Lázaro se afligió por su muerte, muchos hombres y mujeres en este país, vemos cómo se va achicando nuestra esperanza.

Los gravísimos problemas sociales que nos afligen forman una larga lista que es de sobra conocida.

Es en esta circunstancia que debemos sacar a flote nuestra fe cristiana para que, al confrontarse con la adversidad, se transforme en esperanza firme, activa y perseverante que nos permita resistir y trabajar en medio de las dificultades presentes. ¡El Enviado de Dios sigue con nosotros!

Reflexión dominical "La verdad católica"

 
Música : De la colección "Aleluya" Grandes coros de la Música Sacra

Anterior

Siguiente

¡Gracias por tu mensaje!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.