Cuenta la historia que una vez San Francisco de Asís vio un almendro y le dijo:

"Hermano almendro, háblame de Dios"

Y el almendro floreció...

¿Dónde está Dios? Nos preguntamos. ¿Cómo hallarlo? Decimos.

Y no nos damos cuenta de que Dios se encuentra en las cosas simples, hermosas y cotidianas. Dios creó el mundo para que constantemente te recuerde cuanto te ama.

Si andas en busca de Dios, de un destino para tu vida, una razón para vivir simplemente mira a tu
alrededor y te sorprenderás de como todas las cosas te gritan que Dios está contigo.

Música: Rondo Veneciano Adagio
 
¡Gracias por tu comentario!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, ¡Envía un donativo! click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Subscribirme y recibir las actualizaciones

Enviar este enlace a tus amigos

Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.