Perdona señor, si escribía para pedirte algo,
perdona si sólo oraba cuando me sentía en el lodo;
pero me doy cuenta que si en esta vida algo valgo,
es por ti Señor, que estás por encima de todo.

Hoy estos mis escritos los dedico a ti,
no te pido nada, todo te agradezco;
te amo Señor con gran frenesí,
dame tu bendición si es que la merezco.

Cuando estoy contigo encuentro la paz,
cuando pienso en ti, encuentro la calma;
siento esa vibración la que tú me das,
siento una gran tranquilidad en mi alma.

Hoy me doy cuenta que tú estás primero,
si no estuvieras tú, no habría vida;
que en la vida no es todo el dinero,
y salvas a esa gente que ya está perdida.

Gracias Señor por estar en mi camino,
gloria a ti Señor en el cielo;
gracias Señor, guía mi destino,
gloria a ti Señor, Dios del universo,
que para mí todo esto es un consuelo,
y escribo para ti este pequeño verso.

Perdona Señor por todo.

 

Música: Marcos Witt
Heme aquí
Siguiente
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar esta oración a tus amigos
Buscar en este sitio
powered by FreeFind

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.