Nada ni nadie puede privarme del placer

infinito de repetir cada noche tu nombre de

suspirar por ti en cada amanecer... del

privilegio inmenso de sentir lo que siento

aunque a veces, logro hacerme creer que ya no

estás ni en mi pensamiento ni en mi corazón...

y entonces, me asusto.

 

Luego, de pronto, me descubro otra vez,

pensando en ti... respirándote... y... me asusto

una vez más y así, paso los días y las noches,

entre pretender absurdamente que ya no pienso

en ti, asustarme por creer que ya no estás y

asustarme después porque finalmente aquí

estás, en lo más profundo de mi ser, sin que

importe que no quieras darte cuenta... llenando

mis horas, invadiendo mi alma siendo ya, parte

de mí, por toda la eternidad... Mi amor.

  • Anónimo

10/12/03

Música:

Sunrise
Midi © Andy Klapwyk
Siguiente
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Buscar en este sitio
powered by FreeFind
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.