Cierto día, un hombre pidió a Dios una flor... y una mariposa.
 
Pero Dios le dio un Cactus... Y una oruga.
 
El hombre quedó triste, pues no entendió por qué su pedido llegó errado. Luego pensó "Con tanta gente que atender... "
 
Y resolvió no cuestionar.
 
Pasado algún tiempo, el hombre fue a verificar el pedido que dejó olvidado.
 
Para su sorpresa, del espinoso y feo cactus... había nacido la más bella de las flores. Y la horrible oruga se había transformado en... una bellísima mariposa.
 
Dios siempre hace lo correcto. Su camino es el mejor, aunque a nuestros ojos parezca que todo está errado.
 
Si pediste a Dios una cosa y recibiste otra, confía. Ten la seguridad de que Él siempre te dará lo que necesitas en el momento adecuado.
 
No siempre lo que deseas... es lo que necesitas. Como Dios nunca falla en la entrega de sus pedidos, sigue adelante sin dudar ni murmurar.
 
La espina de hoy... será la flor de mañana.
 
Desconozco su autor
 
 

Música : hermana Glenda
  Confiaré en ti
  (Editada -fragmento-)
Siguiente
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar esta reflexión a tus amigos
Buscar en este sitio
powered by FreeFind
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.