Para los creyentes, la esperanza a la que nos llama Jesús, nos permite mirar incluso más allá de la muerte y esperar vida y salvación


Ahora cuando ya estamos metidos en el otoño, con las tardes cortas y las noches largas comenzando a asomar los primeros fríos, nos llega el mes de Noviembre y con él el día dedicado a todos los santos.

En este día tan especial para los cristianos celebramos la festividad de todos aquellos que han pasado por el mundo enriqueciéndonos con su vida llena de amor y de santidad.

Son santos desconocidos, con los que nos hemos tropezado infinidad de veces; que no han subido a los altares ni han sido canonizados porque pasaron por la vida en silencio. Se dedicaban a socorrer y ayudar a los que más lo necesitaban, a veces incluso poniendo en riesgo su propia vida. Su labor no fue, por desconocida, elogiada en ningún medio de comunicación. Solo Dios la conocía y solo Él a la hora de recibirlos en su Reino habrá santificado sus almas.

Por todo ello y en su recuerdo hemos de festejar este día y ofrecerles nuestras oraciones para que intercedan por nosotros y nos llenen de santidad para seguir el camino de amor y entrega a los demás, que interrumpieron cuando Dios los arrancó de este mundo.

Así mismo con el mes de Noviembre nos llega el día que nos invita a recordar a nuestros difuntos. Y con este motivo impulsa a millares de almas de todo tipo y condición a recorrer los senderos del camposanto que abren sus puertas de par en par a lo largo de una multitudinaria jornada, para acoger a los que fervorosamente acuden a él, algunos recordando al poeta Machado cuando gritando en silencio decía: ¡qué solos se quedan los muertos!

Es un día para el recuerdo. Nos acordamos de todos los seres que hemos querido y que la muerte nos ha arrebatado. Es un día para la memoria, pero también para orar. Para pedirle al Señor por nuestros difuntos y por los que desconocemos que también duermen el sueño eterno.

Hoy, no van a faltar delante de las tumbas de nuestros allegados, ofrendas, plegarias y cirios depositados en el cofre de la memoria, para volver a vivir con nostalgia aquellos momentos pasados felizmente con los que nos dejaron.
Pero hoy también debe ser un día para la esperanza. La esperanza que brota del amor de Dios y de la salvación que nos ofrece.

La muerte podrá llevarse a los seres que amamos, pero más fuerte que la muerte es el amor de Dios que nos habla de vida y de resurrección. Y esto es lo que debemos pedir al Señor en esta jornada para aquellos que la muerte nos arrebató.

Tal vez sea un día triste para muchos, sobre todo para los que no creen, para los que no esperan nada más allá de la muerte. Para ellos la muerte deja un vacío y un sinsentido difíciles de consolar.

Sin embargo para los creyentes, la esperanza a la que nos llama Jesús, nos permite mirar incluso más allá de la muerte y esperar vida y salvación. Y todo por el amor de Dios: tanto nos ama Dios que nos ha hecho hijos suyos y nos llama a la vida.

Pues es esta vida y esta salvación, la que hemos de pedir hoy para nuestros difuntos, al fin de cuentas en los cementerios solo quedan los restos de nuestro cuerpo que se irán destruyendo. Su corazón está con Dios, eso es lo importante. Desde allí su alma nos abrirá a nosotros la puerta a la vida Eterna.

Autor: José Guillermo García Olivas | Fuente: Catholic.net

Agregar a favoritos

IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envían, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
MXN
Música: Intrumentales "Candle in the wind"
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar Reflexión a tus amigos
Dile a un amigo !
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2010 ©LnYamuni All Rights Reserved.