Contra las adversidades me encontré y contra ellas batallé.

A veces con ira, otras veces con temor.
Intenté estando solo, pero no encontré mas que dolor.

Batallé con otros al lado, gritando y con valentía, sin embargo luego de la derrota solo quedaba la apatía.

Cansado y abatido por tantas penas, no sentí mas deseo de enfrentar aquello que con lo que tanto había luchado.

Mas un buen día vencí, no con violencia, ni con armas, odio ni agresividad, sino dándome cuenta, de que la mejor forma de ganar una batalla, es de rodillas, en oración... pidiendo a quien por excelencia es vencedor.

©Arturo Quirós Lépiz

¡Gracias por tu comentario!
IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Siguiente
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño

Enviar este enlace a tus amigos

Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.