La fortaleza de un hombre no está en el ancho de sus hombros... está en el tamaño de sus brazos cuando abrazan.

La fortaleza de un hombre no está en lo profundo del tono de su voz... está en la gentileza que usa en sus palabras.

La fortaleza de un hombre no está en la cantidad de amigos que tiene... está en lo buen amigo que se vuelve de sus hijos.

La fortaleza de un hombre no está en su cabello o su pecho... está en su corazón.

La fortaleza de un hombre no está en lo duro que puede golpear... está en lo cuidadoso de sus caricias.

La fortaleza de un hombre no está en el peso que pueda levantar... está en las cargas que pueda llevar a cuestas.

La fortaleza de un hombre no está en las mujeres que ha amado... está en poder ser verdaderamente de una sola mujer.

La fortaleza de un hombre no está en creer que todo lo puede… está en reconocer que sin Dios, nada sería posible.

Desconozco su autor

Música : Cantemos al amor de los amores
  Enrique Chía
Siguiente
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar esta Reflexión a tus amigos
Buscar en este sitio
powered by FreeFind
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.