Una vez ví una caricatura del periódico veía una gran limosina, conducida por un
elegante chofer y con una dama muy elegante en la parte de atrás.

Esta dama traía unos potentes y modernos super binoculares. Y pensaba en volver a ver al cielo y visualizaba a Dios.

Llegado a un claro bajó rápidamamente y volvió a ver el cielo con sus nuevos binoculares, escudriñando el cielo de un lado para el otro buscando ver a Dios.

Como obviamente imaginarán no vió nada y mientras caminaba triste y desilucionada hacia su limosina una pequeña flor decía: "Que pena que me busquen tanto en los lugares equivocados"

Cuántas veces nos pasa esto mismo y buscamos a Dios en todos los lugares donde no se encuentra.

Hagamos las cosas simples amigos, busquemos a Jesús en los amaneceres, en la brisa, en el latir del corazón. Ahí se encuentra el Señor.

Música: Vivir en equilibrio
  The sun in the stream
Siguiente
 
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño

Enviar este enlace a tus amigos

Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2011 ©LnYamuni All Rights Reserved.