Para la mayoría de las personas, habitualmente el presente no existe.
 
Si vivieran en el presente no habrían depresión ni angustia; la depresión está relacionada con el pasado y la angustia con el futuro, con lo catastrófico que puede pasar.
 
La preocupación de mantener vivo el pasado está relacionado con la necesidad de tener la identidad a flor de piel, saber quienes somos.
 
Aún cuando en realidad somos lo que somos, no la suma de experiencias que hemos tenido, y que son con las cuáles nos identificamos.
 
La necesidad de vivir en el futuro es para crear un espacio donde esperamos gratificar nuestros deseos y hacer realidad nuestras esperanzas.
 
Un día por venir, cuando ésto o aquéllo ocurra, voy a sentirme feliz alcanzaré la paz y la tranquilidad que tanto he añorado.
 
Un día que está por llegar, se harán realidad todos aquellos sueños e ilusiones en función de los cuales he invertido la mayor parte de mi vida.
 
Desconozco su autor
 
 

Música:
Acoustic Alchemy
 
Best of Smooth Jazz
 
Editada
Siguiente
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar este enlace a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.